Competencia abre la puerta a rebajas de precio de la banda ancha

La CNMC plantea rebajas en los costes mayoristas que pueden acabar llegando al consumidor

1435058276_770385_1435058959_noticia_normal

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada. / EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha notificado a la Comisión Europea, a los organismos europeos de regulación y a los Ministerios de Industria y Economía su propuesta de revisión de los precios mayoristas de la banda ancha de Telefónica. La CNMC prevé rebajar un 45% la tarifa por capacidad del acceso indirecto a la red de Telefónica.

De momento, la propuesta de Competencia es solo una rebaja de precios mayoristas, es decir, sobre lo que Telefonica cobra a otras compañías que usan su red. Pero las rebajas de precios mayoristas permiten una mayor competencia por parte de operadores alternativos y acaban facilitando una rebaja de los precios al consumidor. En España había más de 755.000 líneas de banda ancha en acceso indirecto en febrero pasado, un 9% más que el año anterior.

El acceso indirecto garantiza que los operadores alternativos puedan ofrecer servicios de banda ancha a los usuarios empleando la red de Telefónica, pero sin necesidad de instalar sus equipos en cada central, sino interconectados en un número reducido de puntos. En comparación con el acceso directo, los operadores alternativos han de acometer menores inversiones para acceder a los servicios mayoristas regulados, pero la capacidad de prestar servicios diferenciados en calidad y precio de las ofertas de Telefónica se reduce.

La regulación actual, que está en revisión, fija un acceso indirecto sobre la red de fibra y de cobre de Telefónica con un límite de 30 megas. El precio mayorista tiene dos componentes: la conexión y la capacidad.

El precio mayorista por conexión es un pago fijo mensual por usuario, en función de la tecnología: 19,93 euros para la línea de fibra óptica y 15,08 euros para el cobre.

Además de este pago por conexión, los operadores alternativos deben contratar capacidad en función del número de clientes que prevén conseguir o del tráfico que estos vayan a consumir. Estos segundos son los precios que la propuesta de la CNMC propone ahora rebajar un 45,2%, una vez finalizado el periodo de consulta pública que abrió el pasado 30 de marzo.

Después de recibir las alegaciones de los operadores interesados, la CNMC ha notificado ahora su propuesta a la Comisión Europea, los Ministerios de Economía e Industria y el resto de reguladores europeos. Una vez analizados los comentarios de estos organismos, que disponen de un mes para formularlos, la CNMC aprobará los precios definitivos que serán de aplicación.